Después de aquel cambio en el que Kabuto quería ir para las afueras de su propia aldea, se encontró con una persona que él mismo no conocía, pero parecía ser de otra aldea ya que éste no poseía ningún rasgo que le considerara como de la Aldea del Sonido.

-Permíteme. ¿De dónde vienes y con qué intenciones?-

Era obvio que Kabuto estaba algo asustado ya que él desconocía el poder de quien se le había mostrado, pero quizás podía enfrentarlo y mantener a su aldea libre de enemigo alguno.
Tomó iniciativa como si se tratará de alguien que quería iniciar una batalla con él mismo, por lo que éste accedió a crear un clon de lodo a su lado.


-Responde. Sabes muy bien que las aldeas no tienen trato alguno por ahora.-